Una Lección Acerca de la Importancia

Urantia, 27 de Junio, 2012 (fecha de transcripción).
Maestro: El Amado.
Tema: “Una Lección Acerca de la Importancia”.

Recibido por Lytske.

El Amado: “Permíteme comenzar afirmando que es esencial determinar la diferencia entre lo que es importante y lo que tiene importancia. Lo primero hace alusión al tiempo presente, y también al futuro, y requiere tu atención ante la situación inmediata que enfrentas. El segundo ‘grupo de asuntos importantes’ necesita ser mentalmente sopesado por orden de acuerdo a su prioridad en un momento dado.

“Hay una distinción esencial entre ambos, conforme uno aprende a darle importancia a un asunto antes de otro. Cuando surgen situaciones que requieren de tu escrutinio, es muy útil dejar pasar cierto tiempo para que se aclare la importancia de la situación a la que te enfrentas. Con base en tus conclusiones, puedes decidir qué tiene prioridad y qué no. Esta es la diferencia entre lo apremiante y la postergación de un asunto.

“Hay muchos temas importantes en la vida que son colocados indefinidamente en la ‘carpeta de asuntos por hacer’, posiblemente para nunca más ver la luz del día, por lo que permanecen olvidados hasta que surge una situación que sacude tu memoria, y de pronto te das cuenta de qué es importante o qué tiene importancia en la vida, conforme todo adquiere diferentes prioridades. Hay situaciones tales como una calamidad súbita, una enfermedad o un accidente, que quizás arrojen por la ventana a la rutina de los negocios, las expectativas y las reglas, y una mayor urgencia total se incorpore a lo que se considera importante. Esto es lo que me gustaría que apreciaras con mayor detalle.

“Los humanos que regularmente se ocupan en pensar profundamente acerca de los asuntos importantes en la vida, y quienes han aprendido a discernir más, se perturban menos por los eventos inesperados que suceden en el día a día. Y están aquellos que viven irreflexivamente y parecen no despertar con los eventos, quienes experimentarán las sacudidas más extremas para entrar en la realidad. Es extremadamente importante recordar que la vida continúa después de la disolución de tu templo material. Lo que pienses, hagas o dejes de hacer, impacta poderosamente en la siguiente etapa de tu existencia.

“Este hecho no es algo que puedas convenientemente colocar en el segundo plano de la vida, pues tarde o temprano serás confrontado con la fragilidad del ser. Puede serte arrebatado durante una circunstancia o suceso inesperados. Es por esta razón que me gusta darte una pequeña sacudida en esta área del pensamiento, qué es lo más importante que podrías hacer si tuvieras tan solo un día para vivir. Piensa acerca de esto y toma nota si de alguna manera esto cambia las relaciones inmediatas en las que te encuentras.

“Me atrevo a decir que a través de una ‘llamada de atención’ como esta, verías la vida muy diferente y le harías un lugar a los asuntos que realmente son importantes para ti. Amar más a tu familia, perdonar más, no dejar atrás algún asunto sin resolver que requiera ser terminado y no dejado de lado para otro día que tal vez nunca llegue.

“La vida sería más significativa y preciosa. No estarías viviendo la vida como un autómata, y dando todo por hecho. Aprovecharías al máximo cada día y cosecharías mayores placeres de las tareas más ordinarias, antes frecuentemente realizadas como hábitos. También le darías un mayor valor a tu conexión personal con tu Chispa de Dios interior. Y te darías cuenta más claramente de qué precioso regalo es todo, para no derrocharlo sin propósito alguno junto con los muchos otros asuntos que no tienen importancia.

“Esto es vivir completamente en la Presencia de Dios.”

Traducido por Perla Téllez Garza.

© Grupo de Progreso 11:11.
Trata de salirte de las sombras poco a poco — AP.