Hablando con el Padre

Alabama, EU de A, 29 de Octubre, 2010.
Maestro Desconocido.
Tema: “Hablando con el Padre”

Recibido por Oscar.

Receptor: “¿Como es que Miguel hablaba con su Padre celestial? Cuando se retiraba para 'comulgar con el Padre', ¿que era lo que hacía?”

Maestro: “Miguel dependía exclusivamente de su Ajustador del Pensamiento y sus ángeles guardianes, al igual que lo hace la mayoría de los seres humanos. La habilidad de conversar con los seres celestiales no es un requisito para alcanzar un mayor nivel de espiritualidad, ni tampoco indica el grado de progreso espiritual, pero el seguir los consejos del espíritu y compartir estos consejos con otros, si lo es. Así como hay algunos entre ustedes que pueden tocarse la frente con las plantas de sus pies, aguantar la respiración bajo el agua por casi diez minutos, o mover objetos sin tocarlos, hay algunos para quienes la comunicación celestial es una habilidad natural o que puede ser aprendida.

“A través de la meditación en silencio, que puede ser utilizada por todos los hombres y mujeres de este mundo, Miguel logró la perfección del ser durante su corta vida en la carne. Cuando Miguel se retiraba para decidir las cosas importantes de su vida, sus actividades siempre consistían en orar y escuchar. Al orar, él abría su corazón y su mente a la influencia divina. Al expresar lo que su alma buscaba con palabras, él no le explicaba al Padre lo que necesitaba, pues el Padre ya sabe lo que cualquiera de sus hijos necesita antes de pedirlo. Al orar, él definía mejor para si mismo lo que deseaba aclarar, decidir o lograr. De esta manera su corazón y su mente estaban sintonizados para recibir lo que era necesario en ese momento. A continuación, se dedicaba con calma a analizar la situación y a explorar sus pensamientos, con una confianza absoluta de que la orientación que necesitaba llegaría a su mente tarde o temprano, proveniente de su Padre celestial.

“Miguel no se preocupaba en dilucidar de donde había venido la inspiración, consolidando la identidad de todas las influencias espirituales bajo el nombre de 'Padre'. Estas influencias son las mismas que están disponibles para todos los seres humanos, incluso mas, pues ahora pueden disfrutar de la presencia misma de Miguel en cada uno de ustedes, a través de su Espíritu de la Verdad. La recepción de estas influencias siempre puede hacerse mas clara y efectiva a través de la práctica constante del Silencio.

“Para recibir la 'inspiración de las alturas' no es necesario conocer de donde viene la información. No es necesario que de manera consciente sepas que alguien ha puesto algo en tu mente. No es necesario que veas a aquellos que siempre te acompañan y que velan por tu integridad espiritual y tu destino eterno. Para recibir las palabras del Padre solo tienes que pedirlo. Solo tienes que abrir tu corazón y tu mente y lo que esperas siempre llegará. Solo pide y recibirás. Este es el valor de una fe viviente, inteligente y dinámica. La fe no es una condición para recibir el favor del Padre. La fe es una herramienta que te permite enfocar tus recursos mentales y espirituales para recibir lo que es tuyo por el simple hecho de ser un hijo del Padre creador de todas las cosas y seres”.

© Grupo de Progreso 11:11. 
Has encendido una Luz y esa Luz se convertirá 
en un Fuego Deslumbrante—ABC-22.