Una Perla de Gran Valor

Alabama, EU de A, 6 de Enero, 2011.
Ajustador del Pensamiento.
Tema: “Una Perla de Gran Valor”

Recibido por Oscar.

Nota del Receptor: Lo siguiente es la respuesta a una pregunta acerca de aquellos mortales que no están destinados al Paraíso y permanecen en el universo local. Esto ocurre a quienes mueren muy jóvenes, antes de la llegada de sus Ajustadores. La pregunta fue ‘¿es esto justo para aquellos que mueren jóvenes ya sea por accidente o por las acciones de otros?’

Ajustador del Pensamiento: “Una experiencia mortal es un requisito para alcanzar el Paraíso y el cuerpo de la finalidad. Aquellos que no han disfrutado de la experiencia mortal – independientemente de la causa – deben compensar esta deficiencia de alguna forma. Un servicio prolongado en el universo de nacimiento es la solución para compensar esta falta de experiencia y muchos encuentran que en el futuro distante las puertas del viaje al Paraíso se abren para ellos, pues han ganado la experiencia necesaria.

“Así que como verás, el universo es realmente justo y le brinda a todas las criaturas lo que necesitan para crecer. Estos hijos del universo local se vuelven expertos en sus universos, a un nivel que los hijos destinados al Paraíso no pueden alcanzar. Los hijos del universo juegan un papel importante en la creación y son considerados valiosos e indispensables para la administración de los universos. Estos hijos en realidad no se sienten privados de nada y son tan felices como sus compañeros que alcanzan el Paraíso.

“Esto te debe dar una idea de lo importante y lo intensa que es la experiencia de una vida mortal, tanto así que hasta al mismo creador del universo se le exigió que viviera como uno de ustedes antes de ejercer la soberanía sobre sus dominios. Si por el azar no logras vivir una vida mortal necesitarás casi una eternidad para lograr una experiencia equivalente. Si vives una vida mortal pero jamás desarrollas el área espiritual, necesitarás un tiempo prolongado para hacer los ajustes necesarios para ponerte en el camino del progreso.

“Pero si vives una vida mortal auténtica, inspiradora y valiente, creciendo espiritualmente y buscando una relación con el Padre, habrás ganado una experiencia inigualable, una perla de gran valor, que será útil para toda la eternidad y para toda la creación. Este es valor del gran regalo de la vida para los seres humanos”.

© Grupo de Progreso 11:11.
Todos somos uno en nuestra Raíz Espiritual de origen — ABC-22, 1972.