¿Qué es la Gracia de Salvación?

Michigan, EU de A, 23 de Septiembre, 2012.
Maestro Ofelius.
Tema: “¿Qué es la Gracia de Salvación?”

Recibido por Chris.

Maestro Ofelius: “Hoy nos gustaría hablar acerca de “la Gracia de Salvación”. ¿Qué es exactamente la Gracia de Salvación? ¿Es un proceso real, algo que puede ser comprendido? ¿Es alcanzable por cualquier persona en cualquier momento? ¿Hay algunas palabras mágicas que deban ser pronunciadas? ¿Debes unirte a algún grupo religioso y seguir algún credo o realizar algún ritual para alcanzarla? Ha habido mucha confusión en el mundo acerca de este rito del paso a la vida eterna, y se manifiesta en muchas formas, de muchas maneras, y siempre es la única cosa que será recordada por toda la eternidad: el momento en que te das cuenta de que eres el hijo del Dios Verdadero.

“Llegará un momento en la vida de todos los hombres y mujeres en vuestro mundo, cuando la Gracia de Salvación se convierta en una oportunidad para el descubrimiento. Se presenta como una opción y es algo que debe ser voluntariamente reconocido, como un cruce de caminos desde un estado de desconocimiento a uno de saber con seguridad que Dios es una realidad, y que tú eres el hijo de este Padre Creador, quien pacientemente espera a que despierten en el eterno ahora, reciban el regalo de la vida eterna y se conviertan en co-creadores con Dios.

“La Gracia de Salvación es una puerta abierta para todos y no requiere ninguna ceremonia, ningún entendimiento de la ley eclesiástica, religión o credo, pero sí requiere que ustedes reconozcan la puerta y que caminen a través de esta. La Gracia de Salvación nunca se recibe por miedo o por recitar una oración dirigida por otros, sino que es algo muy personal, es el momento del verdadero contacto con el Dios Interior que solo es alcanzable a través del reconocimiento voluntario de la conexión celestial con las realidades espirituales. Es la suprema decisión de consagrar vuestra voluntad para ser dirigida por un poder superior, para convertirse en algo más grande de lo que son ahora. Este, amigos míos, es el amanecer del deseo por la perfección, para buscar el camino que lleva a la Fuente de toda la creación.

“A aquellos que niegan la soberanía de Dios y su autoridad como el Creador de todas las cosas y seres, se le darán más oportunidades para ver Su mano trabajando, pero después de que todas las oportunidades y ofrecimientos de misericordia hayan sido rechazados voluntariamente, esas almas, por su propia voluntad, habrán tomado la decisión de renunciar a la oferta de la vida eterna y se colocarán en la barra de los administradores del super-universo para su adjudicación final: el cese de la identidad. Esto es muy lamentable y suena aterrador para la mayoría, pero es una decisión voluntaria tomada por el individuo, y no un castigo por parte del Dios todo amoroso de la creación: es el último acto de la libre voluntad y es respetado por encima de todas las cosas.

“Los que no están seguros acerca de la existencia de Dios, pero que desean continuar la vida más allá de este mundo, por lo menos están en el camino hacia el descubrimiento de la Presencia Divina y abiertos a las posibilidades de que pueden llegar a ser más de lo que el mundo de la lógica material les dice que es posible. Lo desafortunado para algunos es que durante la mayor parte de su vida material buscan en todas partes, pero no en la Fuente con la respuesta a la pregunta sobre la vida misma, ya que es la intención de Dios que lo conozcas y que comiences el viaje hacia la perfección ahora en este vida, preparándote para la siguiente, en la que tu transición hacia una mayor comprensión y experiencias que trascienden esta vida física, revelarán una grandeza de lo sublime: un universo en expansión de la gloria divina de Dios, puesto en marcha para las aventuras eternas de Sus amados hijos, para conocerlo a Él, para llegar a ser como Él y para vivir por siempre”.

“Paz para ustedes,
El Círculo de Siete”.

Traducido por Perla Téllez Garza.

© Grupo de Progreso 11:11.
“El dar de uno mismo, la iluminación de la verdad, y el alivio del sufrimiento
son los caminos más nobles hacia la conciencia superior.” — Maestro Ofelius, 2009.