Infusiones para la esperanza

Chicago, EEUU, 8 de marzo de 2017.
Maestro: El Espíritu Interior.
Tema: “Infusiones para la esperanza.”

Recibido por Valdir Soares.

El Espíritu Interior: “Puede ser intrigante la delgada línea que separa ciertos conceptos, tales como la esperanza y el deseo. Algunas personas no pueden ver la diferencia entre ellos y los utilizan indistintamente. Todas las personas pueden tener deseos, pero lamentablemente no todas son capaces de tener esperanza. Algunas porque nunca aprendieron, otras porque nunca quisieron y otras porque están cansadas de esperar y están desilusionadas. Desear es una función de la voluntad, pero la esperanza es una función del alma. Para que un deseo se convierta en esperanza, el primero debe ser infundido con un ‘refuerzo’ de elementos superiores.

“En primer lugar, la esperanza requiere una infusión de Fe. Sin fe, la esperanza es miope. Carece de trascendencia, no puede ver más allá de la materia, más allá de los problemas, más allá de los desafíos. La fe es el impulso que la esperanza necesita para ir más allá de lo posible y llegar a lo imposible. Con fe, la esperanza no tiene límites, sin fe, la esperanza no tiene fuerza espiritual. Por ello no pueden sobrevivir espiritualmente sin fe, porque entonces no podrían realmente desear o querer o anhelar la vida eterna. Sin fe, ni siquiera pueden estar seguros de la vida más allá de la muerte. Tener esperanza es creer más allá.

“En segundo lugar, den a la Esperanza una infusión de Confianza. Pueden creer sinceramente en la existencia de Dios, pero pueden ser totalmente incapaces de confiar en Él por cualquier razón. La confianza significa que le confían a alguien más algo de ustedes. Si confían en que Dios es bueno y que en última instancia cuida vuestro bienestar, le confían vuestra fe. Es imposible confiar en alguien a quien odian, o que es indiferente. Al menos deben simpatizar con alguien para empezar a confiar en él o ella. La esperanza necesita ser infundida con la confianza, porque la esperanza y la confianza van juntas.

“Por último, infundan a la Esperanza con Persistencia. La esperanza que no persiste, no es esperanza sino un capricho, un deseo infantil que pronto será olvidado y reemplazado por alguna otra forma de entretenimiento. Si vuestra esperanza no es capaz de superar las paredes, tomar el camino largo o eliminar los obstáculos, entonces no es esperanza, sino simplemente un deseo inconsequente. La esperanza es el deseo potenciado con todos los poderes de la personalidad para nunca rendirse. Acompañen vuestra esperanza con perseverancia y háganla tan fuerte como vuestra fe y confianza. Las decepciones, incluso los fracasos, afectarán la vida de cada persona, pero no la dañarán permanentemente si tiene una genuina esperanza. La esperanza real –no las dudas– persiste hasta el final.

“Hija mía, sabes intuitivamente algunas cosas que no necesitan una explicación, pero a veces es provechoso detenerse y considerar cómo funcionan las cosas, cómo están compuestas, para que puedas traerlas a tu conciencia y notar la esencia de lo que observas. Ciertamente, estas infusiones para la Esperanza no son invenciones externas, sino más bien recursos que todo ser humano ya tiene en su alma –todo lo que necesitas hacer es invocarlos y se convertirán en realidades para ti, haciendo que los simples deseos se conviertan en esperanza. Escuchaste mi llamado, y este es mi mensaje. Infúndelo en tu vida.”

Traducido por Perla Téllez Garza.

© Grupo de Progreso 11:11.
Mantén frente a ti la meta de las edades — Maestro Proloteo.

http://1111angels.com Tienda 11:11