La Luz y la Vida comienzan en la Mente

Asheville, NC, USA, enero 27, 2019.
Instructora Trinitaria: Uteah.
Asunto: “Series Luz y Vida.”
Lección #2, “La Luz y la Vida comienzan en la Mente.”

Mensaje recibido por Chris Maurus.

Instructora Uteah: “Te doy la bienvenida a esta segunda lección sobre Luz y Vida (en adelante LyV) que explicará el caso único de Urantia: Que en las etapas iniciales de LyV, Urantia no seguirá la progresión más estandarizada de otros mundos en desarrollo en el Universo. Hay varios factores importantes que requieren que Urantia sea atendida de una manera que hace necesario aplicar procedimientos administrativos extraordinarios para mover un mundo desde una mentalidad de rebelión, a una mentalidad que está orientada hacia las progresivas épocas futuras de LyV. Para que cualquier civilización avanzada emerja en LyV, requiere que sus ciudadanos cambien primero la forma en que piensan y actúan; primero deben tener una comprensión que los lleve hacia una forma más homogénea de ver el mundo y todos los pueblos que viven en él. En Urantia, esto requerirá un ‘proceso de vinculación’ que traiga la unidad en hermandad con todas las personas, algo tan profundo que todas las diferencias entre ellas tomen el ‘asiento trasero’ por la necesidad de comprender los eventos globales y los problemas que deberán resolver para beneficio de toda la Humanidad. En ese momento, tú te verás a ti mismo y a todos en el mundo, como seres tan humanos como tú.

“Lo que la mayoría de las personas no comprenden es el hecho de que todos son hermanos y hermanas, y que todos comparten su humanidad, viviendo juntos en el mismo planeta: son Urantianos. El hecho de no comprender esto, es la única cosa que los separa unos de otros. Aquellos de ustedes que sí entienden esto, saben que ustedes son hermanos y hermanas y pueden ir a cualquier parte de su mundo encontrando hermandad con cualquier persona que también comprenda esto; sin importar la cultura, raza, nacionalidad o estatus social. Si visitaras a los que están en otro país, con este punto de vista, tú los amarías y les ofrecerías tu amistad, por su franqueza y amable respeto. Aquí es donde queremos ir: A la Hermandad de la Humanidad, donde todas las personas comprendan y respeten el derecho de los demás de pensar de manera independiente, mientras mantengan un terreno común, en el que todos compartan su Humanidad: sus sentimientos por aquellas cosas y valores que hacen que la vida merezca ser vivida.

“¿Cómo se llega allí? ¿Piensas que se puede hacer a través del enfoque que ha tomado la religión mediante la creación de credos y reglas para la aceptación en el ‘club’ de la iluminación? Seguramente la Historia te dirá que esto solo crea más separación y desunión. Entonces, ¿cómo ocurriría esto? ¿Cómo comenzaría a desarrollarse? En las eras pasadas, de guerra de tribus contra tribus, estaba la frase ‘El enemigo de mi enemigo, es mi aliado’. Este pensamiento solo produjo una unidad temporal que pronto se desmoronaría cuando los propios intereses del grupo se volvieron más importantes que las alianzas políticas. ¿Qué pasaría si el enemigo no fuera de carne y hueso, y no hubiera nadie a quien odiar o con quien negociar? ¿Qué pasaría si con este enemigo no se pudiera razonar y tuvieras que reunir todos tus recursos para luchar contra este enemigo porque amenazaría tu propia existencia? Ustedes, como Raza Humana, necesitarían usar su voluntad y consideración para que todas las personas trabajen juntas para derrotar a este enemigo. Aquellas diferencias que una vez los dividieron serían vistas como diversidad de pensamiento y podrían tal vez resolver una parte del problema ayudando a derrotar a este enemigo. Se necesitaría un esfuerzo sin precedentes de colaboración, de parte de todas las naciones y pueblos, para comprenderse mutuamente y cómo podrían trabajar juntos.

“Con este escenario en mente, ¿puedes ver ahora que el pensamiento rebelde es el enemigo con el que no se puede razonar? ¿El que amenaza vuestra propia existencia? ¿El que no considera que la condición humana se aplica a todas las personas? ¿Controlan, dividen y conquistan, usando los sofismas que necesitan estos sistemas de control, para protegerse contra aquellos que son diferentes a ustedes? Y por su propia naturaleza para dividir, mantiene su control sobre ustedes, porque creen que lo necesitan para vivir. Ver esto en ti mismo es el primer paso necesario para comprender que la Luz y la Vida comienzan en la mente.

“La Paz es posible,
“Soy Uteah.”

Traducido por Silvia Adriana Cohane.

© Grupo de Progreso 11:11.
“El dar de uno mismo, la iluminación de la verdad, y el alivio del sufrimiento
son los caminos más nobles hacia la conciencia superior.” — Maestro Ofelius, 2009.

http://1111angels.com Tienda 11:11