¡Levanta Su Voz!

Oregón, septiembre 1, 2020
Ajustador de Pensamiento
Tema: “¡Levanta Su Voz!”

Mensaje recibido por Anyas

“Un grupo de hombres preparándose para apedrear una mujer adúltera hasta la muerte fueron abordados por Jesús con las siguientes palabras: ‘El que esté libre de pecado entre ustedes, dejen que le tire la primera piedra.” [Juan 8:7]

Ajustador de Pensamiento: “Jesús tenía una gran habilidad para desactivar situaciones volátiles, la cual le valió el título honorífico del Príncipe de la Paz. Aquellos de ustedes quienes desean seguir sus extraordinarios pasos deben hacerlo de un lugar de paz, no de confusión emocional.”

“Solo la superficie tranquila de un cuerpo de agua clara puede reflejar con precisión sus alrededores. Si vuestro estado emocional es tempestuoso, manchado por el entretenimiento de la venganza personal, su borrosidad reflejará una imagen distorsionada inadecuada para restaurar la paz interior o exterior.”

“El mensaje de compasión de Jesús fue aún más lejos. Como único individuo sin pecado entre una turba agitada, valientemente dio la cara por la acusada, protegiéndola de la furia colectiva. Sus pocas palabras penetrantes dejaron claro que los pecadores no están calificados para juzgar con justicia las faltas morales de otros. Él también consoló a la mujer asustada transmitiéndole a ella la gracia salvadora que el Padre quien es todo compasión, les extiende a todos. No solo le salvó su vida, pero también dio una lección en nobleza de carácter. Él tomó todas sus decisiones desde esa plataforma espiritual elevada, convirtiéndose en un ejemplo a seguir de amor en acción, en marcado contraste del odio reaccional.”

“En otra ocasión, en una rara exhibición de justa indignación, expulsó a los mercaderes y cambistas de dinero del Templo, acusándoles de convertirlo en una cueva de ladrones. Muchos de ustedes mencionan este episodio como justificación de comportamientos violentos cuando se trata de situaciones difíciles.”

“Sin embargo ellos pasan por alto una diferencia significativa: El uso legítimo del Templo era servir como lugar de adoración, oración e iluminación espiritual, dedicado únicamente a conducir los asuntos del Padre. Los mercaderes y prestamistas fueron intrusos descarados quienes profanaron este lugar santo. Como su representante en la tierra, Jesús defendió la propiedad del Padre.”

“Tómense el tiempo para reflexionar en cómo pueden alterar comportamientos impropios, siempre colocando al Padre de primero, levantando vuestra voz entre el caos público para hacer que su apacible voz sea escuchada fuerte y claro para que todos la consideren humildemente.”

Traducido por Oscar Escobar.

© Grupo de Progreso 11:11.
No importa cuál sea la pregunta, la respuesta es siempre El Amor.

http://1111angels.com Tienda 11:11