Habla en Cambio de tus Simples Verdades

Distrito de Illawarra, Australia, 24 de Mayo, 2006.
Maquiventa Melquisedec.
Asunto: “Habla en Cambio de tus Simples Verdades.”

Recibido por George Barnard.

George: “Padre Creativo, estamos aquí reunidos para escuchar tus palabras; para asimilar tu lección. Junto con nuestros Guardianes del Destino, te pedimos que nos brindes la lección prometida. (Hubo una solicitud anterior y fue concedida).

Maquiventa: “Mis queridos colaboradores y estudiantes, estas son las palabras de Maquiventa Melquisedec, vuestro Príncipe Planetario. Existe una jerarquía de ayudantes, asistentes y trabajadores que velan por los mandatos de Miguel, y que siguen mis órdenes.

“A diferencia de Nuestro Espíritu Materno de Nebadon; a diferencia de los Migueles de nuestros universos, un Melquisedec como yo está algo limitado en cuanto a quién puede dirigirse en un momento dado. Para alguien a cargo, como yo, hay una miríada de deberes, y así, en muchas ocasiones mis precisos pensamientos, mis precisas palabras, mis exactas lecciones son transferidos a otro; quien entonces estará atento al momento apropiado para conversar con ustedes. Es de esta manera, en este momento, que mi lección es traída a ustedes por otro, y sin embargo lleva mi firma.

“En tu impulso personal hacia la obtención de mayores alturas espirituales, es importante tener en cuenta que más allá de esta vida, se moverán de un Mundo Mansión al siguiente. Es importante tener en mente que en cada uno de estos mundos se encontrarán con (y serán los estudiantes de) Maestros del Mundo Mansión de mi tipo; y muchos otros aparte de los Melquisedecs. Sin embargo, siempre los Melquisedecs estarán a cargo del plan de estudios.

“Puede que aprendan de vuestros antiguos compañeros humanos. Puede que adquieran conocimiento de aquellos que ya conocen, tales como sus Guardianes del Destino; Compañeros Morontiales; pero tengan en mente que hay muchos otros de los cuales no tienen conocimiento en el presente, pero que serán vuestros Maestros.

“Serán enriquecidos con nuevas dotes mentales, que son superiores a las que ahora tienen; las cuales aún son contantemente mejoradas a medida que progresan, y que no les permitirán olvidar nada de lo que han aprendido, tal cual es ahora en sus vidas mortales.

“Por ahora, en este momento presente en el tiempo, en el que han disfrutado más de cincuenta años de la Quinta Revelación de Época impresa, que establece la Jerarquía Celestial; y que detalla nuestro Universo Local; la historia de nuestro planeta; como también la vida de Josué ben José mientras vivía en esta Tierra, hay una tendencia de muchos de ustedes de criticar los cambios que han ocurrido, así como también otros a ver como reglas duras y rápidas para siempre, aquellos detalles allí descriptos.

“Estos son mis pensamientos para ustedes en este momento. Son mis amables advertencias en este momento, de que unos y otros pueden estar demasiado comprometidos en sus formas con lo escrito allí, como también demasiado críticos con esto, y otros patrones de creencias y pensamientos.

“Ten en cuenta, que cada vez que le niegas a otro sus conceptos individuales de la verdad, tú también estás juzgando su sistema de creencias como inferior; los credos que los hacen sentir cómodos; las creencias aceptadas que los hacen sentir seguros; aquello que disipa sus temores humanos. Es posible que los estés juzgando, cuando no puedes juzgar a otro. Habla en cambio de tus simples verdades. Habla en cambio de aquellas cosas de las que estás completamente seguro. Habla de aquellas cosas que hayas aprendido que son ‘verdad más allá de toda duda’, como el omnipresente, infinito amor del Padre, y hazlo donde y cuando puedas, sin discutir con otro.

“Yo soy Maquiventa Melquisedec. Mis pensamientos de hoy vienen a ti a través de uno de tus más queridos ayudantes, mientras yo me ocupo de otra tarea. Sugiero, aunque sin criticarlo de ninguna manera, que puedes encontrar el momento preciso del día en el que puedas prepararte para la comunión. Y como tú mismo lo has dicho tantas veces, nosotros, por nuestra parte entonces ‘nos moveremos para adaptarnos’.

“Mi amor está con todos ustedes.”

George: “Gracias Jefe.”

Traducido por Silvia Adriana Cohane.

© Grupo de Progreso 11:11.
Has encendido una luz que se convertirá en un fuego deslumbrante — ABC-22.

http://1111angels.com