La Partícula de Dios

Urantia, 29 de Marzo, 2012.
Maestro: El Amado.
Tema: “La Partícula de Dios”

Recibido por Lytske.

El Amado: “Gracias, pequeño, por responder mi llamado para escribir algunas palabras en mi nombre. Esta es una señal de que tu habilidad para escuchar está mejorando. Te estás convirtiendo en mi portavoz, sin importar la hora del día. Para mi es un regocijo notar el alba de la claridad en tu mente, acompañada de un modo mas profundo de escuchar.

“Como te lo he dicho antes, toda sanación comienza desde adentro, sin importar que traumas hayan ocurrido antes, hayan sido mentales, emocionales, físicos o incluso psíquicos. La verdad es que, al aumentar las habilidades para escuchar dirigidas a la partícula de Dios dentro de ti, te estás conectando al mismo tiempo con la fuente de salud interior. Todas las células, hasta la mas pequeña célula que conforma el templo físico que alberga todos tus preciosos componentes, tienen mi energía de Dios fluyendo a través de ellas. Esto puede ser muy sanador, dependiendo de tu fe y tu confianza.

“Este es el secreto de toda sanación que comienza por dentro. Por supuesto, asumiendo que un mantenimiento apropiado es practicado a través de hábitos limpios para pensar y vivir. Considera ahora como es que estás vivo – quien es el Creador/Instigador de esta vida – y mejor aún, ¿como podrías honrar a ese templo viviente que posees el cual alberga tu precioso espíritu?

“Con seguridad, tú debes saber ya que se te ha dado la responsabilidad de ser custodio de tu cuerpo, el cual no tiene duplicado en toda la creación de innumerables criaturas que habitan los mundos del tiempo y el espacio. Todos los humanos tienen sus propias personalidades individuales que nunca serán duplicadas, y cada uno tiene la energía de su partícula de Dios fluyendo alrededor de su ser.

“¡Que maravilla es todo esto! Piensa acerca de esto y disfruta la experiencia de este conocimiento sanador.

Traducido por Nelson Navas.

© Grupo de Progreso 11:11.
“Incita a los Niños a aprender acerca de Dios,
A los Científicos que Descubran Sus Leyes,
A los Viajeros que Admiren Su Creación,
Ahora Enseña a los Dotados a Escuchar Sus Palabras. —
Yo soy Athena, quien te ama.”