Entrega Estas Cosas al Padre

Tallahassee, Florida, E U de A, 8 de febrero de 1994.
Mantoube Melchizedek.
Asunto: “Entrega Estas Cosas al Padre.”

Recibido por Joilin.

Mantoube: “En la lección de hoy, continuaremos concentrándonos en los métodos que pueden ser utilizados para influir en una liberación, o lo que puede ser interpretado como una limpieza interna de esas cosas que se guardan o mantienen, esas cosas que ya no te serán útiles como una entidad espiritual.

“Un método que puede ser utilizado es comenzar allevar un diario, este diario, en vez de ir hacia adelante desde este día, va hacia atrás en el tiempo, hasta tus memoria mas tempranas, y luego lo trabajas hacia delante, deteniéndote y tomándote el tiempo necesario en todas esas cosas en las que fuiste emocionalmente dañado, esos tiempos en los que sufriste, en los que fuiste víctima de malas conductas o falta de amor por parte de otros.

“Concéntrate en esos momentos en los que fuiste el iniciador, esos momentos en que otros sufrieron por cosas que tu hiciste, o cosas que tu abandonaste, dejaste de hacer.

“Entrega individualmente estas cosas al Padre, trata de entrar en contacto con los sentimientos que esas remembranzas y recuerdos evocan. Esto, podrá ayudarte entonces, a tomar en cuenta, los sentimientos de la otra parte. Toma en cuenta los sentimientos y toma el papel de la otra persona, esa persona a la que tu heriste o estas hiriendo. ¿Como esta persona se sintió en tu sufrimiento? ¿Ellos lo sabían? ¿Estaban ellos plenamente conscientes del daño que te hicieron? ¿Existieron circunstancias extenuantes que les hizo más difícil reconocer lo que ellos hicieron?

“¿Estaban ciegos por la emoción? Observa todas estas cosas. Cuando trataste con estas situaciones siendo tu el perpetrador del daño, trata de entender como se sintió la otra persona como receptor de tu ira o rencor, tus palabras habladas y no habladas.

“Cuando tu le entregas estas cosas al Padre, una a la vez, reconoce tu parte como víctima e instigador y entrégalas a EL. Entrégalas a EL, pequeño, déjalas ir, pues ya no es necesario para tiel mantener estos recuerdos, ya no sirven para ningún propósito, mas bien son un peso que te impide elevarte.

“Nadie dijo nunca, que este camino seria fácil. Limpiar el garage nunca ha sido ni será un trabajo divertido, pero, el sentimiento de realización que se tiene cuando el trabajo esta hecho es grandioso. Ya estás mas que preparado para trabajar en esto.

“Ve ahora. Empieza tu trabajo. Shalom.”

Traducido por Hector.

© Grupo de Progreso 11:11.
Bajo la protección de Miguel todo es posible.

http://66.147.244.102/~oneoneq9/1111espiritusguardianes