El ala rota de Félix

  • Editar

El ala rota de Félix
Desde el escritorio de George Barnard – 24 de enero de 2015

Parece que “siempre” decimos a los miles y miles de receptores de los avisos de tiempo 11:11, que los leales 1,111 Intermedios Secundarios están aquí para trabajar con nosotros. Son Maestros y Mensajeros, sí, ¡y Sanadores también! Olvidamos pedirles ayuda, sobre todo cuando nos enfermamos –error nuestro, pues incluso curan a nuestros animales. El Currawong “Félix” fue uno de sus pacientes.

Alimentamos a un par de urracas durante casi dos años, una de las cuales se sentaba en nuestras rodillas y engullía sabrosos bocados de salchicha. Su compañera no era tan valiente, pero mejoraba poco a poco, semana tras semana. Y por supuesto, ahora tienen nombres. Ella se llama Preciosa y él Laddy, y responden al sonido de sus nombres.

Hace unas tres semanas, un pájaro de color negro con brillantes ojos amarillos vino a observar, y se las arregló para conseguir también un bocado de salchichas. A esta ave se le conoce como Currawong. Al día siguiente vino de nuevo, pero esta vez llamó y llamó. Finalmente, un joven Currawong se acercó corriendo y aleteando por la entrada. Estaba tan terriblemente hambriento que no tenía miedo. Lo llamamos Félix. Y esta es su historia.

Felix tendría unos tres meses de edad y parecía que había recibido un disparo. Su ala derecha estaba rota y le faltaban seis o más plumas. Para él era peligroso correr sobre el césped o por el camino de la entrada, incluso con su madre aún cuidando de él, pues ya debería valerse por sí mismo. Ella veía que alimentábamos a las urracas y lo llamaba con fuertes graznidos, para que él también viniera a conseguir su parte.

Sin embargo, era vulnerable ante halcones y águilas por estar en el suelo, pues las aves tienen que volar. No pudimos atrapar a esta ave corredora, y aún así, ¿cómo hubiéramos podido arreglar su ala? Le preguntamos al Dr. Mendoza, y justo después Félix desapareció durante dos días enteros. Su ala ya no está rota y algunas de sus plumas están volviendo a aparecer. ¡Y puede volar! Todavía no es nada del otro mundo, pero está mejorando día con día.

Tal parece que tenemos que estar desesperados para recordar que podemos pedir ayuda a los leales 1,111 Intermedios Secundarios que han estado aquí durante más de 30,000 años para acompañarnos, e incluso para ayudar a nuestras mascotas adoptadas. Con su ayuda, todos somos sanadores potenciales de los demás y de nosotros mismos.

El Currawong Félix simplemente fue retirado de nuestras dimensiones y llevado al siempre pacífico Reino Intermedio durante dos días enteros. Las plumas le están creciendo nuevamente y puedo ver que los huesos de su ala derecha están sujetos por algún tipo de pegamento grisáceo, semitransparente y duro como una piedra.

Estamos encantados. Gracias Dr. Mendoza.

Para más detalles, ver: http://board.1111angels.com/viewtopic.php?f=24&t=24409

Traducido por Perla Téllez Garza.

© Grupo de Progreso 11:11.
Has encendido una luz que se convertirá en un fuego deslumbrante — ABC-22.

http://1111angels.com Tienda 11:11