En estos tiempos críticos

  • Editar

En estos tiempos críticos
Desde el escritorio de George Barnard — 28 de abril de 2015.

Desde el 2001 hasta el 2003 desperdicié mucho de mi tiempo en debates, y después en discusiones con los miembros de un grupo espiritual acerca de cómo conducir más eficientemente su “organización” de siete años y menos de 100 miembros.

A mediados de mayo de 2003 más o menos, ABC-22 tenía algo que decir acerca de mi comportamiento, que al principio no tenía sentido. Él dijo: “Miguel opina que si hubieses vivido durante Su tiempo en la tierra, habrías llevado una espada…” Pensé que esa idea era bastante justa. Muchas personas llevaban espadas –como los romanos, el apóstol Pedro y muchos otros, pero ¿por qué decirme esto? Entonces el Intermedio continuó diciendo, “... ¡y la habrías empleado!”

Era momento de renunciar a ese grupo. A mi parecer, durante muchos meses se habían parecido al famoso Show de los Muppets, con todo y alborotadores, un Gonzo y más de unos cuantos candidatos para el papel de la rana René. Las palabras de Miguel habían sido un buen consejo. Para mí, Él siempre había sido un amigo en primer lugar. Casi había sido una pérdida de tiempo visitar los EEUU por los planes de organización de Maquiaventa Melquizedek, a pesar de que...

... conocer a tantos nuevos amigos –igualmente involucrados con el libro de Urantia y la recepción de enseñanzas celestiales– había sido una delicia. Sin embargo, ahora tenía que empezar desde cero y encontrar personas confiables que trabajaran conmigo, pero con seguridad sabía cómo no debía organizarme.

Cuando llegó a unos 1,000 suscriptores la lista del Grupo de Progreso 11:11, surgieron algunas dificultades y acudí a Miguel para pedirle consejo. Imaginen mi sorpresa cuando lo único que me dijo fue: “Portarás Mi insignia en el Paraíso”. Mi respuesta mental inmediata fue: “¡Lo sabía!”, pero estaba tan complacido que tuve el cuidado de no expresar esa traviesa respuesta ante Sus amables palabras.

Rápidamente olvidé la promesa de Miguel. Lo más probable es que me hicieron olvidarla durante algunos años, hasta hace apenas unos meses. Claramente, ahora había una gran cantidad de personas involucradas con el Grupo de Progreso 11:11 –receptores, traductores, editores, personas de TI, sanadores del Constructo Akáshico y Reiki. Obviamente hay quienes nos ayudan a hacer este trabajo del 11:11 a tiempo completo. Les damos las gracias y sin duda también a quienes renvían las transcripciones de los mensajes celestiales a amigos y familiares.

No son solo suscriptores, se me hizo entender. ¡Son miembros! También estarán portando la insignia de Miguel al entrar al Paraíso. Hoy en día son quienes sienten que los momentos críticos llegarán, y que el trabajo del Progreso 11:11 no debe dejarse morir en los difíciles años por venir.

Y esto es tan solo un pequeño pensamiento de George Barnard.

Traducido por Perla Téllez Garza.

© Grupo de Progreso 11:11.
Tu llevarás mi insignia hasta el Paraíso — Cristo Miguel.

http://1111angels.com Tienda 11:11