y su Visita a Domicilio

Dr. Mendoza (MNO8) y su Visita a Domicilio.
(Desde el escritorio de George Barnard)

El Dr. Mendoza comentó recientemente lo siguiente: “Continúen y que todo el mundo sepa que hay innumerables sanadores transitando y disponibles que pueden ocuparse no solamente de vuestras enfermedades y desórdenes mentales, pero también de la reestructuración genética de los “aún no nacidos”, se nos ha sido dada por nuestros voluntarios la gran sabiduría, absolutamente incomprensible a vuestras mentes—incomprensible, asombroso—una nueva era prometedora y gloriosa para esas nuevas generaciones aún para venir.”

No es la tarea del Dr. Mendoza y sus “transitados” colegas ir por allí chequeando para ver que todos están sanos. Es nuestra decisión llamar al doctor y creer verdaderamente que él o sus compañeros de trabajo, vendrán y harán lo mejor que puedan. Lo anteriormente dicho por el Dr. Mendoza es un refrán del él: “Tenemos aquí todas estas mentes increíbles y vosotros no os estáis despertando a esta nueva ser, a la nueva era, cuando nos esta permitido realizar nada menos que milagros!”

El doctor no tiene tiempo para las transmisiones en detalle. Él nos hace una visita rápida cuando tiene algo decir cuando se trata de la salud física o mental, dice lo que tiene que decir y desaparece en un flash; para atender la siguiente llamada. A continuación hay una respuesta de un compañero de la lista del 11:11 quien tomó palabra del Dr. Mendoza literalmente, después de algunas semanas de tolerar mucho dolor de una dolencia del tejido.

El compañero de la lista del 11:11 escribió: Quizás el mismo Dr. Mendoza me hizo una visita ayer por la noche mientras dormía. He sido medicado con medicinas muy fuertes y no he podido meditar como de costumbre. Me dormí sin el contacto habitual. Pero ayer por la noche, recuerdo haber intentado introducir una palabra para nuestro queridos Celestiales, “Por favor daros prisa con el proceso de sanción si podáis” Lo ultimo que recuerdo era un caballero con mucho pelo oscuro, con un bigote y con una capa blanca larga del laboratorio. Estaba impaciente e insistiéndome “!Que te calles y vete a dormir para que pueda trabajar!” Esta mañana, me siento mucho más flexible y con menos dolor que he tenido en semanas!

George: Sí, este es nuestro “Terminemos con esto ya” del Dr. Mendoza—practico y al punto. Las formas dulce y cariñosas de las visitas a domicilio son una pérdida de tiempo, pero sucede ocasionalmente.

© Grupo de Progreso 11:11.

Has encendido una luz y es luz se convertirá en un fuego deslumbrante – ABC-22