La Villa de Adansón ? Un Reescrito ? Parte Uno

La Villa de Adansón – Un Reescrito – Parte Uno.
Desde el Escritorio de George Barnard – 18 de diciembre de 2009.

Hace casi 40 años fui enfrentado con ‘algo’ que probablemente les daría pavor a la mayoría de la gente. Es muy probable que yo haya sido indoctrinado subliminalmente sobre un encuentro que eventualmente sucedería y por lo tanto solamente mi curiosidad fue suscitada cuando llegó el momento.

Ante mi estaba parado un guerrero casi desnudo, bien armado y con un brillo rojizo sobre su bronceada y destellante piel. Aunque obviamente él no estaba en mi dimensión de tiempo/espacio, me habló en dos idiomas, en Francés e Inglés.

Se llamaba así mismo Abece-22 (ABC-22), dijo que era un guerrero, jefe, chamán y maestro. Además, cuando se le preguntó sobre sus principios morales del pasado, contestó que en todas maneras él estaba certificado por sus Superiores Seráficos.

Mientras parecía ser lo suficiente amistoso, a mi se me ocurrió que él había muerto hacía mucho tiempo, estaba completamente confundido acerca de su nombre real y totalmente perdido en el continente Australiano. Con seguridad, este prójimo ‘Indio Rojo’ pertenece a las Américas. Quizás alguna vez fue dueño de un vehículo motorizado con el número de placas ABC-22. Tal vez la inscripción en su tumba estaba marcada con ese raro grabado ABC-22, si había sido puesto seis pies bajo la tierra sin que nadie hubiera sabido su nombre. Parecía de alguna manera alegre sobre mis pensamientos de que él bien muerto.

Mejor Vete a Casa.

Quizás él podría decirme que su verdadero nombre era Toro Sentado, Caballo Loco o Águila Calva. Yo podría hacer alguna de investigación por él, descubrir dónde había estado alguna vez su carpa cónica, mandarlo al otro lado del mundo y así entonces podría descansar en paz.

Pobre Abecé-22, declaró haber tenido solamente un nombre, siempre , y también fue muy insistente. “Yo creo que es mejor que te vayas a casa, compañero,” le dije. Norte América es donde viviste una vez. Ve a buscar tu tienda de campaña hecha de cuero de búfalo o tu tribu. Ahora estás en el Hemisferio Sur. ¡Esto es lo inverso a la Tierra de Oz!

‘Sin dar señales de vida’ Abecé-22 se quedó como estaba, no disfrutó de mi humor y no tomaba orden alguna de un mortal vivo. Evidentemente estaba confundido, pero bien terco sobre sus intenciones de quedarse allí.

Muéstrame.

“Tu serás capaz de mostrarme donde fue que naciste o dónde moriste,” le dije. “Allá en la casa hay muchos mapas de cada país en el mundo”. El guerrero vendría conmigo a casa, lo sabía, y así podría poner su fantasmal dedo índice en el lugar donde su ciudad natal estaba ubicada. Entonces podría instruirlo para que regresara a sus viejos lugares que frecuentaba y finalmente encontrar paz.

Sentí mucha lástima por el ‘pobre muchacho perdido’ y me preparé mentalmente para discutir largamente con él. Posiblemente tomaría muchotiempo convencerlo para que se fuera a su casa. También, estaba contando en tener que ser brutalmente honesto con él, hasta que finalmente comprendiera que hacía mucho tiempo que estaba ‘mas muerto que muerto’.

Una Respuesta Inmediata.

Muy repentinamente, un mapa del Mar Mediterráneo se mostró en la pantalla de mi mente y un punto de luz dirigía mi mirada hacia este-noreste de la orilla mas oriental. Tiene que ser Turquía, pensé, donde este Guerrero afirma haber nacido o haber muerto. Posiblemente puede que sea una deuda de tiempo robado. Me sentí responsable por el bienestar de su ‘presencia fantasmal’, sentía lástima, preocupación y estaba consternado de pensar que allí podrían haber mas ‘fantasmas sufriendo por mucho tiempo’, tal como él.

!Había tres mas!

Traducido por Loyda Mira.

© Grupo de Progreso 11:11.
Has encendido una Luz y esa Luz se convertirá
en un Fuego Deslumbrante—ABC-22.