La Ultima Moneda de Oro.

La Ultima Moneda de Oro.
Desde el escritorio de George Barnard – Septiembre 16, 2010.

Anoche estaba intentando 'encontrar' a alguno de nuestros Maestros – quizás Aarón o Samuel – para una lección apta para todos los subscriptores de las listas 11:11. Lo que recibí fue un mensaje muy privado de parte de un Intermedio, y luego otro celestial – nuevamente con un mensaje privado.

Hoy, septiembre 17, 2010, he estado pensando mucho acerca de esos mensajes no grabados, y como contienen básicamente buenos consejos, les voy a relatar algo que salvó a mi familia de una desaparición temprana en 1945.

Yo tenía apenas tres años en 1942 cuando Alemania gobernaba a Holanda con un puño cerrado. En ese momento, desde el comienzo de la guerra, la ocupación no había cambiado las cosas demasiado. Nosotros teníamos suficiente con que comer pues algunos parientes y amigos de la familia poseían granjas en el distrito. Sin embargo, pronto fuimos considerados enemigos potenciales del tercer Reich. Muchas personas en la costa eran comerciantes, navegantes multilingüistas o pescadores, y desde nuestros pueblos costeros con sus largas extensiones de playas – ideales para una invasión extranjera – los invasores consideraron que necesitaban mudarnos hacia el sureste.

Los alemanes nos forzaron a abandonar nuestras casas; nos hicieron mudar hacia el centro de Holanda donde nada crecía, pues no había buen suelo, solamente arena y brezos. Sin embargo, suficiente comida podía ser adquirida con el dinero adecuado, pero para entonces las monedas de oro se estaban volviendo escasas. Mi padre había vistos 'las señales de los tiempos' y había acumulado varias piezas de oro mucho antes de que el país fuese invadido. El invierno ártico de 1944-1945 comenzó a hacer la vida miserable para todos. La parte central del país había sido liberada, pero la infraestructura se había derrumbado. No había comida que se pudiese comprar con dinero en papel, pues para entonces no tenía valor alguno. Solamente el oro servía como moneda. ¡Hambruna!

Algunos murieron congelados en sus casas. Los gatos y los perros terminaron en las ollas. La comida diaria – si acaso algo podía encontrarse – consistía de remolacha y bulbos de tulipán. A mi papá solo le quedaba una moneda de oro y decidió cambiarla con un hombre que aún poseía un caballo y una carreta para mudarnos a todos otra vez al noroeste. Con la fe puesta en Dios, él nos llevó de regreso al pueblo contero donde yo había nacido... ¡justo detrás de las lineas enemigas!

Fue la decisión mas osada de su vida. Jamás fuimos bombardeados o heridos por los soldados alemanes, pero seguramente algunos de nosotros no habríamos sobrevivido si nos hubiésemos quedado en aquel lugar donde no podía encontrarse comida. A los cinco años yo pesaba mucho menos que el peso promedio en los niños de tres años.

Uno de los mensajes privados del 16 de septiembre 'sugería' que tal vez deberíamos tener algunas monedas de plata en la casa mientras nuestro dinero de papel devaluado continuaba saliendo de las imprentas. Esta, en esencia, fue la recomendación privada – el otro mensaje no tenía relevancia en esto.

Traducido por Nelson Navas.

© Grupo de Progreso 11:11.
Has encendido una Luz y esa Luz se convertirá
en un Fuego Deslumbrante—ABC-22.

Bromas del 11:11

Bromas del 11:11.
Desde el Escritorio de George Barnard – 16 de Febrero, 2010.

El hombre pre-Adánico y por supuesto la mujer pre-Adánica, se dice que eran casi, si no totalmente, sin sentido del humor. La capacidad real para el humor vino de Adán y Eva. Por lo tanto sería razonable sospechar que los Intermedios Secundarios tienen una generosa ‘porción’ de humor como parte de su psique, ya que ellos tienen más de la herencia Adánica de lo que cualquiera de nosotros podría alegar.

A través de los años hemos escuchado unos cuantos pocos chistes excelentes que nos han dicho los Intermedios y la mayoría de esos chistes son de frases cortas que calzan en el tiempo apropiado. Últimamente hacen ocasionalmente una broma, como cuando de vez en cuando salimos de compra a una pequeña ciudad cercana. Si yo entro primero al pequeño supermercado del pueblo, las puertas automáticas se abren inmediatamente. Si mi esposa trata de caminar enfrente de mí, las puertas se rehúsan a abrirse, al menos una vez. En la mayoría de los casos es el Intermedio Mateo el que está haciéndole esa broma a ella.

Anoche mi esposa despertó por haber oído mi voz que venía desde mi oficina, cuando yo estaba dormido profundamente en nuestra habitación. Al ella asomar su cabeza a la vuelta de la esquina de la oficina, la voz se cortó abruptamente en medio de una frase y la grabadora – la fuente de mi voz – se apagó. “Alguien bien invisible a sus ojos” había estado tocando una vieja cinta y debe haber decidido salir apresuradamente de la oficina cuando ella llegó a investigar de dónde provenía el sonido.

¡Lo más interesante es que esa pequeña grabadora que está a la mano tiene una cinta adentro, pero ha estado sin baterías por algunas semanas! Tarde o temprano, creo, nos daremos cuenta quien le jugó esa broma a mi amada. Probablemente mucho antes compraremos baterías nuevas y escucharemos nosotros mismos lo que hay en esa vieja cinta. Puede que sea una transmisión que ambos olvidamos transcribirla y esa broma podría ser un recordatorio para nosotros.

Durante muchos años hemos escuchado sobre artefactos eléctricos que se encienden, aparentemente ellos solos y aún sin estar enchufados. Hay que recordar que los Intermedios son seres eléctricos y a ellos les gusta sorprender y divertirse, tal como nosotros. Poderosamente serios sobre sus tareas, pero se toman un tiempo para la reversión.

Traducido por Loyda Mira.

© Grupo de Progreso 11:11.
Has encendido una Luz y esa Luz se convertirá en un Fuego Deslumbrante—ABC-22.

La Villa de Adansón ? Un Reescrito ? Parte Dos

La Villa de Adansón – Un Reescrito – Parte Dos.
Desde el Escritorio de George Barnard – 18 de diciembre de 2009.

¡Había tres más!

Entonces Muéstranos Tu Ciudad Natal.

Quizás si pudiera convencer solamente a uno de estos muchachos a que aceptara que estaba muerto, ellos podrían darse cuenta que sus vidas han finalizado. Ellos podrían localizar al Ángel que está a cargo y esos Serafines podrían reunir un bus lleno de ellos para llevarlos al Cielo. Puede que después de todo ellos no fueran fantasmas. Bien podrían ser almas de personas confusas, pero si él podía mostrarme mapas, también podría saber cómo mostrarme fotografías.

“Entonces dejanos ver tu ciudad natal”, formulé mis pensamientos en un típico lenguaje coloquial Australiano. En el siguiente instante, pareció ser así, ambos estábamos parados en la orilla sudeste de un lago de agua dulce. En la distancia habían montañas cubiertas de nubes. A nuestra izquierda un arroyo de montaña desembocaba en el Lago Van. En frente de nosotros había una villa con unas quince casas rústicas. Sí, estábamos directamente orientados hacia el sudeste.

El Genio De Los Adanitas.

Allí mismo donde estábamos parados era el lugar donde Abecé-22 se había parado muchas veces, custodiando la villa de sus abuelos y padres. Esos fueron tiempos hoscos cuando las personas eran cazadores, recolectores, invasores y caníbales.

Estas eran cómodas casas rústicas redondas de un blanco lavado, con unos techos bastante altos de paja que lucían como si hubieran estado allí por unos treinta o cuarenta años, o hasta mas. Esas residencias de igual tamaño eran típicamente como muchas villas Africanas, pero era obvio que un gran planeamiento había tomado lugar en el trazado y la construcción de esta villa.

La única puerta a cada una de estas viviendas daban hacia el lago, permitiendo que el sol de la mañana despertara afablemente a sus ocupantes. Y las puertas eran arqueadas, indicando el uso de barro no cocido con un posible refuerzo de paja, carrizos, varillas y ramas.

El trazado de la villa era tal, que nadie podía acercarse a los domicilios individuales, o acercarse sigilosamente a ninguna de las estructuras, sin ser visto al brincar de una cubierta temporal a otra. Un solo sentinela, ubicado precisamente donde nosotros estábamos parados ahora, podría ver todo el asentamiento. ¡Era a prueba de ladrones! Quizás media milla cuadrada de vegetación exuberante había sido despejada, dejando solamente hierbas, pero un gran círculo de piedras rojas de río rodeaban a todas estas residencias de tiempos antiguos.

Nadie podía dar a estos Adanitas o a sus valiosos cónyuges, ninguna vil sorpresa durante el día o la noche. Ladrones o caníbales – hombres o bestias – podrían no ser vistos en la noche, pero con seguridad podían ser escuchados al andar en las ruidosas piedrecillas.

Ni Medio Muertos.

Tarde por la noche del día siguiente, mientras meditaba en mi clínica, llegó el guerrero una vez mas repentinamente. Parecía estar bastante optimista acerca de tener un terapeuta como nuevo amigo y estudiante y enseñarle al mortal muchas cosas de hace mucho tiempo.

“He estado pensando mucho en ustedes,” le dije, “y, ¿sabes que? Me he dado cuenta que ustedes no están ni cerca de estar medios muertos como pensé que estaban.”

“No era una noticia nueva para el Jefe Intermedio. “¿Por qué te tomó tanto tiempo?” preguntó él.

(25 años mas tarde todo la información del Jefe sería confirmada cuando una copia de segunda mano del Libro de Urantia llegó a mi poder).

Traducido por Loyda Mira.

© Grupo de Progreso 11:11.
Has encendido una Luz y esa Luz se convertirá
en un Fuego Deslumbrante—ABC-22.

La Villa de Adansón ? Un Reescrito ? Parte Uno

La Villa de Adansón – Un Reescrito – Parte Uno.
Desde el Escritorio de George Barnard – 18 de diciembre de 2009.

Hace casi 40 años fui enfrentado con ‘algo’ que probablemente les daría pavor a la mayoría de la gente. Es muy probable que yo haya sido indoctrinado subliminalmente sobre un encuentro que eventualmente sucedería y por lo tanto solamente mi curiosidad fue suscitada cuando llegó el momento.

Ante mi estaba parado un guerrero casi desnudo, bien armado y con un brillo rojizo sobre su bronceada y destellante piel. Aunque obviamente él no estaba en mi dimensión de tiempo/espacio, me habló en dos idiomas, en Francés e Inglés.

Se llamaba así mismo Abece-22 (ABC-22), dijo que era un guerrero, jefe, chamán y maestro. Además, cuando se le preguntó sobre sus principios morales del pasado, contestó que en todas maneras él estaba certificado por sus Superiores Seráficos.

Mientras parecía ser lo suficiente amistoso, a mi se me ocurrió que él había muerto hacía mucho tiempo, estaba completamente confundido acerca de su nombre real y totalmente perdido en el continente Australiano. Con seguridad, este prójimo ‘Indio Rojo’ pertenece a las Américas. Quizás alguna vez fue dueño de un vehículo motorizado con el número de placas ABC-22. Tal vez la inscripción en su tumba estaba marcada con ese raro grabado ABC-22, si había sido puesto seis pies bajo la tierra sin que nadie hubiera sabido su nombre. Parecía de alguna manera alegre sobre mis pensamientos de que él bien muerto.

Mejor Vete a Casa.

Quizás él podría decirme que su verdadero nombre era Toro Sentado, Caballo Loco o Águila Calva. Yo podría hacer alguna de investigación por él, descubrir dónde había estado alguna vez su carpa cónica, mandarlo al otro lado del mundo y así entonces podría descansar en paz.

Pobre Abecé-22, declaró haber tenido solamente un nombre, siempre , y también fue muy insistente. “Yo creo que es mejor que te vayas a casa, compañero,” le dije. Norte América es donde viviste una vez. Ve a buscar tu tienda de campaña hecha de cuero de búfalo o tu tribu. Ahora estás en el Hemisferio Sur. ¡Esto es lo inverso a la Tierra de Oz!

‘Sin dar señales de vida’ Abecé-22 se quedó como estaba, no disfrutó de mi humor y no tomaba orden alguna de un mortal vivo. Evidentemente estaba confundido, pero bien terco sobre sus intenciones de quedarse allí.

Muéstrame.

“Tu serás capaz de mostrarme donde fue que naciste o dónde moriste,” le dije. “Allá en la casa hay muchos mapas de cada país en el mundo”. El guerrero vendría conmigo a casa, lo sabía, y así podría poner su fantasmal dedo índice en el lugar donde su ciudad natal estaba ubicada. Entonces podría instruirlo para que regresara a sus viejos lugares que frecuentaba y finalmente encontrar paz.

Sentí mucha lástima por el ‘pobre muchacho perdido’ y me preparé mentalmente para discutir largamente con él. Posiblemente tomaría muchotiempo convencerlo para que se fuera a su casa. También, estaba contando en tener que ser brutalmente honesto con él, hasta que finalmente comprendiera que hacía mucho tiempo que estaba ‘mas muerto que muerto’.

Una Respuesta Inmediata.

Muy repentinamente, un mapa del Mar Mediterráneo se mostró en la pantalla de mi mente y un punto de luz dirigía mi mirada hacia este-noreste de la orilla mas oriental. Tiene que ser Turquía, pensé, donde este Guerrero afirma haber nacido o haber muerto. Posiblemente puede que sea una deuda de tiempo robado. Me sentí responsable por el bienestar de su ‘presencia fantasmal’, sentía lástima, preocupación y estaba consternado de pensar que allí podrían haber mas ‘fantasmas sufriendo por mucho tiempo’, tal como él.

!Había tres mas!

Traducido por Loyda Mira.

© Grupo de Progreso 11:11.
Has encendido una Luz y esa Luz se convertirá
en un Fuego Deslumbrante—ABC-22.

¡Cuidado! Es solamente una Teoría

¡Cuidado! Es solamente una Teoría.
Escribe un participante de la Construcción Akásica – 17 de Diciembre, 2009.

¡Hey George! No sé qué hacer con él. Está allí, estoy viéndolo de perfil - ¡Que muchacho más guapo! ¡Si solamente tuviera yo unos diez años menos! ¡Ummm! – pero él no me está viendo a mí y no me dice nada. Parece estar esperando a que le den órdenes o algo.

De un escrito anterior: El mismo muchacho. Ahora lo veo más claramente. Parece tener aproximadamente unos 30 años. Características bien definidas, está bastante bronceado. No tiene vello facial y podría decir que unos 6’ de altura. Estoy segura que es un Intermedio, como me dijiste. Emite fuerza y personalidad. Abrazos para ti y Sunny… Teresa.

George: Esto es solamente una teoría mía. Durante años, centenas de mis teorías se han roto como cáscaras de huevos o han hecho surgir grandes fugas. He aprendido a ser cauteloso, así que solamente te estoy diciendo lo que yo pienso. Es lo siguiente: Mas allá del contacto inicial de recibir los avisos de las 11:11 AM y 11:11 PM diciendo ‘cómo estás’ depende de ti aceptar al Ayudante Intermedio/Maestro que se te está mostrando. Él no está en tu sala. Muy bien podría estar en otro continente, totalmente inconsciente de la presencia de tu Ajustador del Pensamiento que está fuera de tu cuerpo, quien ha permanecido en comunicación con tu cerebro/mente, pero está esperando de ti una señal clara.

En 1972 estaba yo mirando al Jefe (ABC-22) y el andaba en su tarea de centinela, en un farallón rocoso muy alto en el territorio de Kiowa/Comanche (no en África como pensé inicialmente), él no percibió a mi Ajustador del Pensamiento y eso me permitió verlo de perfil. No fue hasta que mostré algo de interés que el Jefe se percató de que estaba siendo observado por mí.

Alguna clase de vaga confirmación llegó aproximadamente en 1978 o más tarde, cuando mis esfuerzos clínicos trataban con ‘una genuina oleada’ de tentativas de suicidios y casos de Trastornos por Estrés Postraumático (PTSD por sus siglas en inglés) y yo refunfuñé a tres de la hueste Celestial, “¿Por qué me escogieron ustedes? La respuesta correcta fue, “¡Tú nos escogiste a nosotros!” ¡Oh Si! ¡Así lo hice! Con mi Ajustador del Pensamiento como intermediario, yo había seleccionado como Maestros a (probablemente ya en existencia) el Pelotón de Emergencia 11:11. La sobrecarga de la clínica era mi problema; era mi asignación y parte de los asuntos regulares del pelotón.

Muchos años más tarde, con artimañas hice que un acompañante Morontial me mirara a los ojos. Me asombró lo que aprendí sobre ese dulce jovencito y sus amigos durante el momentáneo contacto de ojos – una simple mirada rápida. Los ojos es el espejo del alma. Pueden decirte cualquier cosa y no hay razón por qué tener detalles íntimos sobre el “Don Muchacho Guapo” si no hablas o muestras algo de interés, que no sea un temor fuera de lugar. Los humanos con libre voluntad tienen la última palabra, Teresa.

Y es solamente una teoría descabellada de George Barnard.

Traducido por Loyda Mira.

© Grupo de Progreso 11:11.
Has encendido una Luz y esa Luz se convertirá
en un Fuego Deslumbrante—ABC-22.