#275 El Verdadero Significado Del Amor

El Verdadero Significado Del Amor.
Un Ajustador del Pensamiento Habla #275 25 de abril del 2004.


Querido mío, permite a tu mente estar totalmente tranquila para que realmente puedas darme tu atención. Pides ser entrenado en ser consciente del centro-presente y a eso Yo le doy la bienvenida de todo corazón, porque tu mente entonces estará dispuesta a convertirse en un instrumento para ser usado por Mí, y eso te presentará las mayores oportunidades para el servicio del amor.

Se ha dicho, El amor hace que el mundo siga girando y verdaderamente lo hace, porque el Amor mantiene al Universo unido. En el amor todo existe y se expande, porque Dios es puro Amor y Él desea que todos Sus hijos lo experimenten.

En tu planeta, el verdadero significado del Amor es experimentado muy raramente, y muchas connotaciones han sido colocadas en la palabra amor, actos hechos en nombre del amor son a menudo grotescos abusos y mal empleados.

Realmente, la pureza del Amor de Dios ha sido entendida muy poco, especialmente en los irreflexivos e irrespetuosos actos humanos de quienes no están del todo conscientes del centro-presente, si así fuera, ellos no harían las cosas que hacen en nombre del tal llamado amor.

El Amor de Dios es prístino y puro. Brilla en las canciones de los pájaros, en la alegría de la risa de un niño, el cual no se preocupa. El Amor viene en diferentes apariencias, pero el verdadero amor siempre es puro y no requiere de interrogatorios por un recibidor, ya que el amor puro reverbera en el alma.

La humanidad tiene mucho que aprender en el área del amor. Aun una genuina y cariñosa sonrisa puede levantar a un alma cansada. Un alegre y honesto semblante es muy poderoso para una persona preocupada y afligida por el dolor.

Los niños crecen mejor cuando hay un amor harmonioso entre los padres, y ellos automáticamente adquieren un sentido de auto-valor. Por eso entonces ellos estarán en mayor consciencia del centro-presente, que un niño que crece en una familia disfuncional, con muchas preocupaciones que sus pequeños hombros no pueden cargar, mientras en el proceso cosecha una mente intranquila.

Ciertamente, este planeta estaría bien atendido si uno o ambos padres implantan un tiempo diariamente para reuniones familiares sin distracciones y alguna forma de orar o meditar.

Los niños estarían muy bien servidos y entonces tu planeta se beneficiaría.

Traducido por Loyda Mira.

© Grupo de Progreso 11:11.
Que Dios bendiga a los Pacificadores.