Solamente Dos Términos.

Yorkshire Norte, 14 de febrero del 2006.

Maestro Armesh.

Recibido por Helen Whitworth.

Armesh: “Toda tu vida has pensado acerca de la naturaleza de las cosas. Ese es un desarrollo común; desde las torpes preguntas que hiciste de niña, las preguntas emocionalmente torcidas que hiciste de adolescente, hasta las muy técnicas preguntas que hiciste mientras estudiabas la naturaleza física de tu planeta y sus más aparentemente extrañas manifestaciones dentro lo más profundo del tema. Y ahora preguntas sobre la espiritualidad. ¿No ves cómo esto está concordando, has trabajado a través de cada perspectiva de la vida física como humano, a través de lo físico, emocional, mental y a través de lo espiritual?

“Y has obtenido una amplia compresión de todo esto, sin embargo algo dentro de ti todavía te agita, todavía sientes que hay preguntas que no han sido contestadas. Y eso es porque ya es tiempo de que pases mas allá de los confines de tu propio ser, como dije la semana pasada, dentro de una perspectiva más amplia. Tu estudio de la humanidad ha sido de mucha utilidad. Ha habido muchas enseñanzas maravillosas que se han perdido sobre esta tierra, realmente, muchas mas que esas que han permanecido, y es muy bueno que muchas de esas perspectivas están siendo redescubiertas una vez mas, junto con un crecimiento de compresión de la simplicidad que está entrelazada detrás del Todo Lo Que Es sobre este lugar.

“No trates de encontrar una rutina, querida niña, esa no es tu manera. Para algunos eso es importante. Para algunos, a través de la rutina, es que encuentran una profundidad mucha más grande del entendimiento que los abre para darse ellos mismos en plena vista del mundo. Para ti, eso solamente te obstaculizaría y frustraría y tampoco esperes que tu aprendizaje sea linear. Puedes decir que estás tomando muchos cursos a la vez, un día puede ser de matemáticas, el siguiente de francés o geografía. Pero confía que tu educación está en el orden correcto.

“Espero con entusiasmo, así como tú, el tiempo en que salgas al mundo para viajar nuevamente, porque durante esos momentos es que nosotros verdaderamente te llevaremos a cualquier lugar. Te ruego que recuerdes esto. No hagas planes, no premedites, porque al hacer eso, mientras estés visitando el lugar donde tienes que estar, no obtendrás el placer ni el sustento del alma en la forma que deberías. Y eso es igual para mucha gente. Por someterse a la orientación de sus propios interiores, sus Naturalezas Divinas y Maestros Celestiales, los cuales se les ha confiado en hacer eso aparente, puede que encuentren el entendimiento y la comprensión mas allá de la que ellos hubieran podido encontrar si se limitan ellos mismos.

“Por qué ver límites, cuando tienes suficientes limitaciones sobre tu vida. Tu nacimiento y tu muerte son los que forman los únicos términos que deberían ser sentidos por el ser humano. Y tú ya has experimentado el primero de ellos, y no debes saber cuándo se presentará el segundo. Así que, mientras tanto, vive cada momento totalmente consciente, aun con las más pequeñas de las tareas, como barrer el piso, llevar el carbón y bañarte.

“Disfruta cada una de ellas porque son tus manifestaciones como un ser físico, y eres muy privilegiada por ser tal. Ensuciarse no siempre es algo malo. Tampoco el sentirte culpable de la alegría que sientes por limpiarte una vez más. Para estar en esta tierra y hacer tu recorrido con la verdad, tienes que ser de esta Tierra, pero también de lo Divino, porque en tu verdadera naturaleza eres ambas.

“Y con eso, te dejo, querida hermana. Me fui.”

Traducido por Loyda Mira.

© El grupo de progreso 11:11.
"Sous la Sauvegarde de Michael tout est possible."