Acerca de la Paciencia

Alabama, USA, 22 de Octubre, 2010.
Maestro Desconocido.
Tema: “Acerca de la Paciencia”

Recibido por Oscar.

Maestro: “Muchas veces pierdes la paciencia cuando las cosas no salen como esperas o cuando los otros no se apegan a tus deseos o necesidades. A veces piensas que la solución es no desear nada, pero esto es una manera de caer en la apatía y en la desesperanza.

“La única manera de ejercitar la paciencia es practicándola. Una y otra vez a lo largo de tu vida te enfrentas con oportunidades para poner a un lado tus deseos inmediatos a cambio de participar en otra experiencia que puede ser valiosa para ti. Esta es la clave. Considera que cada vez que debas abandonar lo que te propones por hacer algo inesperado, hay una oportunidad oculta para ti, hay algo que debes aprender, incluso si solamente es la paciencia lo que debes practicar en ese momento.

“¿Ves como cada cosa que ocurre puede transformase en una oportunidad de crecer para ti? Lo único que necesitas es un cambio de actitud para permitir que las cosas ocurran sin que tú tengas un control sobre ellas.

“En la vida, muchas cosas deben ser experimentadas para crecer y avanzar espiritualmente. Por lo general, ninguno sabe que es lo que necesita aprender sin haber estado antes expuesto a una situación nueva. Es por eso que estas oportunidades de aprendizaje cuando se manifiestan son siempre inesperadas y sorpresivas. Pero no necesariamente tienen que causarnos dolor, angustia o rabia.

“Las cosas inesperadas pueden parecernos problemas o molestias, o pueden parecernos oportunidades y regalos enviados por el Padre para nuestro avance espiritual y para que nos afiancemos cada vez mas en el camino hacia la perfección. La manera en que consideremos lo inesperado depende exclusivamente de nosotros. Aprende a ver cada situación inesperada como una oportunidad que el Padre te da para que seas cada vez mas parecido a El. Tu vida se volverá mucho mas placentera y el brillo de tu personalidad se hará cada vez mas evidente.

“Tú no puedes planificar los eventos de tu vida pero puedes elegir ser feliz y disfrutar cada día de acuerdo a la manera en que enfrentas el mundo. El Padre ha preparado todo para que seas feliz pero si quieres lograr la meta de la perfección algunas lecciones deberán ser aprendidas. Los mejores estudiantes usualmente disfrutan mucho mas de la experiencia escolar cuando están conscientes de lo que van aprendiendo y de como van avanzando. Esto es producto del deseo de aprender y la actitud de aprovechar cada oportunidad para ser mejores. Vivir, realmente vivir, es amar la vida por lo que es: una escuela cuidadosamente preparada por nuestro Padre para convertirnos en lo mejor que podemos ser.

“Otra faceta de la paciencia es ser paciente contigo mismo. Cuando veas que has fallado en lo que te proponías, en superar una prueba que se presentó, no te dejes caer en la frustración ni en la desesperanza. El darte cuenta que has fallado debería ser motivo suficiente para que vuelvas al camino que habías elegido, no para que te alejes aún mas. Poco a poco estas verdades estarán mas presentes en tu consciencia a cada momento y podrás hacer ajustes siempre y cuando mantengas una mente clara y abierta.

“¿Puedes comenzar a ver las cosas así cuando estás agotado, cansado o disgustado? Cuando hayas superado esta lección no sufrirás mas por esto. No significa que estas situaciones no se vayan a repetir. Lo que significa es que cuando estas situaciones que hoy te molestan ocurran en el futuro, tú no sufrirás por esto. ¿Puedes ver la belleza y la sabiduría del esquema de la evolución progresiva del ser humano? Están siendo preparados para ser seres perfectos, capaces de reaccionar solamente como Dios mismo reacciona ante cada posible situación. Una vez que esta seguridad sea tuya que escucharas la voz del Padre anunciando a la creación que has sido ganado para el reino. Es en ese momento que Dios y tú serán uno para siempre y habrás logrado de hecho la eternidad”.

© Grupo de Progreso 11:11. 
Has encendido una Luz y esa Luz se convertirá 
en un Fuego Deslumbrante—ABC-22.