La Vida Interna

Chicago, EU de A, 9 de Marzo, 2011.
Maestro Proloteos.
Tema: “La Vida Interna”

Recibido por Valdir Soares.

Proloteos: “Es fácil ver lo que está ‘allá afuera’. No requiere de entrenamiento especial. Lo único que se necesita son dos buenos ojos. Es considerablemente más difícil percibir la vida interior. Los humanos tienden a estar tan preocupados con ‘lo externo’ que la mayoría son incapaces de cambiar sus mentes establecidas y mirar hacia el interior. Se vuelven marcadamente materialistas, incapaces de notar la pequeña y calmada voz de su Yo Espíritu. Los seres humanos deben luchar y sobrevivir en la jungla del mundo externo, pero la vida real no está ‘allá afuera’, sino dentro de todos ustedes.

“Muchas mujeres y hombres en la Urantia de hoy son gigantes intelectuales, genios políticos, artistas súper dotados, pero por dentro permanecen diminutos espiritualmente y no saben cómo balancear sus vidas externas con sus necesidades internas. Tu vida interna no es tan diferente de la física. Así como tu cuerpo físico, tu alma tuvo un nacimiento, cuando tu ser cósmico comenzó a vivir en tu mente-media. Así como tu cuerpo físico, tu alma necesita ser nutrida, para poder crecer en un ser espiritual maduro. La nutrición del alma proviene de practicar la Bondad, auspiciar la Verdad y apreciar la Belleza. Ayudar a aquellos necesitados, firmes en la verdad y promover y apreciar la belleza y la armonía es lo que alimenta tu alma con delicias espirituales.

“Tu vida interna está conectada a tu vida externa, pero algunas veces, necesita de tu atención absoluta. Para reforzar tu intelecto adquieres más conocimiento; para desarrollar tus músculos físicos debes hacer ejercicios. Igualmente, para desarrollar tu mente debes meditar. La meditación o silencio te ayuda a familiarizarte más con las necesidades de tu alma. La meditación expande tu percepción espiritual, empezando con el Espíritu de Dios en ti, al igual que a los muchos seres espirituales que te rodean – seres como yo, ansiosos de contactarte y promover tu crecimiento espiritual.

“El único propósito de tu vida externa es desarrollar tu alma. Podrías vivir tu existencia terrenal sin ponerle atención a tu alma y quizás, todavía tener una vida material ‘feliz’ . Sin embargo, al final de tu estadía terrenal llegarás a los Mundos de las Mansiones con un alma gravemente desnutrida.

“En resumen, hay dos dimensiones en la vida terrenal: la vida interna y la vida externa. Esfuérzate para obtener o recobrar el balance entre las dos. Darle prioridad a tu vida espiritual te traerá mayores razones y satisfacciones en tu existencia terrenal. Soy Proloteos, tu amigo de siempre. Llámame ya que solamente estoy a un pensamiento de ti”.

Traducido por Loyda Mira.

© Grupo de Progreso 11:11. 
Has encendido una Luz y esa Luz se convertirá 
en un Fuego Deslumbrante—ABC-22.