Una Lección Sobre Dedicación

Urantia, 21 de Septiembre, 2011.
Maestro: El Amado.
Tema: “Una Lección Sobre Dedicación”

Recibido por Lytske.

El Amado: “Permite que esta lección se despliegue, ya que necesitas aprender esta lección durante toda tu vida. Para dedicarte totalmente a una tarea, se necesita bastante energía para llevar a cabo cualquier cosa que te has puesto en la mira. Pronto aprenderás la verdad sobre el dicho: ‘El espíritu está dispuesto, pero la carne es débil’. De eso te darás cuenta más claramente con un cuerpo viejo y con una mente que se mantiene clara. Por eso, te conviene, siempre estar más consciente, cuidar de tu templo material lo mejor que puedas. Con el cuidado te servirá bien en la vejez. Todo trabaja mejor cuando todos los sistemas están en armonía y en balance.

“Yo sé que esas palabras de armonía y balance son temas recurrentes en estas cortas lecciones, ya que eso no siempre es fácil de lograr. El tema sirve como un recordatorio para que cuando te sientas decaído, pares y tomes un descanso. Entonces lo mejor que hay que hacer es tomar un tiempo e ir al Silencio para reforzar tu conexión conmigo. También puedes hacerlo durante una larga caminata en comunión conmigo, preferiblemente en la naturaleza. Quizás visitar un parque y notar los majestuosos árboles que en silencio te dan la bienvenida. Ellos son el símbolo de la dedicación estando erguidos por un largo tiempo para cumplir sus planes divinos para los que fueron creados. Esa dedicación de crecer pacientemente cada día en lo que tu fuerza interna de vida sabe que eres capaz y en lo que te puedes convertir si le permites a esta fuerza interna la libre expresión, así como la bellota posee el plan de convertirse en un poderoso árbol de roble.

“Todo ese crecimiento se vuelve mucho más fácil cuando estás dispuesto a entregarte a las exhortaciones divinas interiores. Eso solamente es posible si tomas un tiempo para el Silencio diariamente y te ‘retiras a tu cámara interna’. Eso es un hábito que inicialmente puede ser cultivado a través de la dedicación. Pronto sentirás la necesidad de tomarte el tiempo, porque si desatiendes esa rutina importante, sentirás que estás perdiendo esa preciosa conexión a la energía con la savia de la vida, cansándote mental, corporal y espiritualmente. Esos momentos diarios de dedicación a tu nutrición y sostenimiento espiritual te ayudan a enfrentarte mejor ante las vicisitudes de la vida. Es el regalo más grande que te puedes dar a ti mismo, dedicándote verdaderamente a ese crecimiento del espíritu. Eso generalmente es la parte más descuidada en la vida humana cuando preferentemente debería dominar la vida de los humanos pensantes. De forma notable, un gran progreso floreciente podría hacerse en el planeta, si más individuos se dedicaran a esa disciplina. Ellos notarían desde temprano que son mucho más capaces y descubrirían la libertad y la liberación interna, la cual se obtiene por esa dedicación al encontrarse impulsados por el espíritu, en vez de lo que lo dicta el cuerpo material.

“Habría un sentido más profundo del propósito de la vida, te cuestionarías desde temprano, ‘¿qué es lo que tengo que hacer aquí?’ Luego se convierte en una dedicación para desarrollar tu vida interna, en vez de tu vida externa. Solamente la educación no te va a llevar ahí. En la fe, en la confianza y en el proceso personal de tomar decisiones, junto con la dedicación de darte cuenta cuál es la voluntad de Dios para ti, inevitablemente encontrarás que la voluntad no es ni más ni menos el camino con más amor – no solamente para ti mismo, sino que también para cada ser y criatura viviente en el planeta. Eso parece ser tan simple, sin embargo requiere una determinada dedicación, hasta que se convierta en algo automático en ti”.

Traducido por Loyda Mira.

© Grupo de Progreso 11:11. 
Has encendido una Luz y esa Luz se convertirá 
en un Fuego Deslumbrante—ABC-22.