Aclarando el 'cansancio'

Distrito de Illawarra, Australia, 1º de Enero, 2012.
El Escriba de Damasco.
Tema: “Aclarando el 'cansancio'.”

Recibido por George Barnard.

El Escriba de Damasco: “En una parte de los documentos de Urantia el Príncipe Planetario habla sobre aquellos que se cansan y en el análisis final deciden cesar de existir. Tu y muchos otros, se preguntan cómo en los Mundos de las Mansiones, donde se provee bastante descanso, uno podría cansarse tanto de seguir adelante. El Príncipe Maquiventa no explica que tal cansancio es mental, emocional y que trata de una falta de capacidad aprendida o innata para adaptarse de manera adecuada a los cambios de una cultura universal.

“Aquellos que piensan poco sobre la vida más allá de esta pueden muy bien considerar a los Mundos de las Mansiones como una continuación de sus vidas terrenales, si realmente ellos consideran siquiera por un momento ‘cómo será jugado el nuevo juego’. Puedo asegurarte, mi querido amigo, que no solamente el juego es totalmente nuevo, sino que las reglas son completamente diferentes. En los Mundos de las Mansiones la vida es relativamente fácil para aquellos que tienen empatía, para aquellos que encuentran fácil perdonar. Aquellos que tienen poca empatía y aquellos a quienes se les hace difícil perdonar se enfrentan con un nuevo paradigma, en el cual necesitan desarrollar abundante empatía por otros y bastante perdón para ellos mismos.

“Para aquellos de tu mundo que gobernaron con mano de hierro, que tuvieron poco tiempo para otros, el nuevo patrón de los Mundos de las Mansiones, sus nuevas reglas de amarse a si mismos, amar al prójimo y perdonarse a si mismos, les causan muchas dificultades al alma. Para ser real, el individuo en los mundos de la mansiones necesita perdonar todas sus fallas, actos y decisiones crueles. La tarea de estar mirando hacia atrás, hacia una vida de un comportamiento despiadado o aberrante, puede resultar demasiado exigente para algunos.

“Así mismo, aunque estaban en un mundo prisión, en vez de los Mundos de las Mansiones, los líderes de la revuelta en Satania y Urantia, Lucifer, Satanás y otros en puestos altos, fueron incapaces de reconocer sus errores pasados e incapaces de perdonarse a si mismos.

“Aquí estoy seguro que estás empezando a comprender que el universo, por decirlo así, no castiga, sino que el individuo puede escoger su extinción, simplemente dejándola en última instancia en manos de aquellos que están a cargo (los Ancianos de los Días), aceptar sus decisiones, extinguir la chispa de la vida y por último borrar sus números o nombres del registro universal. Por un tiempo, la dudosa reputación o el conocimiento del triste fallecimiento del fracasado peregrino del Paraíso, bien puede sobrevivir en el tiempo-espacio, mientras que en el Paraíso, donde todos los tiempos ‘convergen’, ellos jamás serán conocidos.

“Todos los que te conocen bien envían su amor y sus mejores deseos para el Nuevo Año 2012. Soy el Escriba de Damasco”.

Traducido por Loyda Mira.

© Grupo de Progreso 11:11. 
Has encendido una Luz y esa Luz se convertirá 
en un Fuego Deslumbrante—ABC-22.