Organización, propósito y vida

Alabama, EU de A, 21 de octubre, 2013.
Maestro: Ajustador del Pensamiento.
Tema: “Organización, propósito y vida.”

Mensaje recibido por Oscar.

Ajustador del Pensamiento: “La mente humana comprende muy pronto que solo a través del orden, la complejidad creciente y el control inteligente, las cosas pueden mantenerse e incluso mejorar. Sin el control inteligente, inevitablemente todo terminaría siendo víctima de la segunda ley de la termodinámica, todo continuaría hacia un desorden eterno que terminaría en una disolución final. Sin embargo, en nuestra vida mental y en nuestra experiencia, nos damos cuenta de que nuestra mente y nuestras ideas tienden a formar un andamiaje mental cada vez más complejo y una descripción cada vez más completa de lo que nos rodea. Este propósito latente en cada uno de nosotros no puede ser consecuencia de un accidente de la naturaleza. ¿Qué razón iba a tener el universo para romper sus propias leyes? ¿Puede un sistema que desde el principio ha exhibido las mismas leyes de comportamiento repentinamente cambiarlas? Si la ley de la entropía es una constante en el universo, ¿cómo pudieron producirse seres que desafíen esta ley en su existencia?

Es más posible que la organización, el propósito y la vida sean la ley del universo, no las excepciones. Esto explicaría muy bien la razón por la cual ahora existen seres en este mundo que exhiben estas mismas características. La existencia de los seres humanos entonces no implicaría una ruptura de las leyes del universo ni una excepción. Desde este punto de vista alternativo, la existencia de los seres humanos es una consecuencia lógica. Los resultados de la evolución, por lo menos los que podemos apreciar en esta esfera, son lógicos. La naturaleza se organiza para expresar sus leyes de manera cada vez más fiel.

¿Por qué se preocupan tanto los seres humanos por el fin de su existencia? A los animales no parece importarles demasiado su desaparición, pero hay algo en el hombre que se empeña en imaginar que habrá más allá de la muerte. Hay algo interno que no se considera parte de la materia y ‘sospecha’ que este cuerpo no es todo su ser. Y estas sospechas son tan intensas que son muy difíciles de suprimir. Si el hombre fuese solamente material no sería posible para él (o ella) el imaginar cosas más allá de lo material, pero sin embargo esto es precisamente lo que ocurre y ha ocurrido desde el principio de la humanidad.

El ser humano a través de la fe puede llegar a conectarse con el propósito inteligente detrás de la existencia del universo. Como este propósito puede llegar a ser comprendido por los seres pensantes y tiene la capacidad de revelarse a sí mismo ante sus criaturas, se pone en evidencia una intención y una relación que es mucho más que personal. El propósito detrás de todo es mucho más que una persona, pero no puede ser menos. La creación se dirige hacia una complejidad y una expresión cada vez mejor de verdad, belleza y bondad, y Aquel conoce las máximas expresiones de estos atributos debe ser el ser más glorioso, la meta a ser alcanzada y el modelo-origen de lo que se espera lograr al final de la evolución. Esto es Dios, nuestro Padre universal.

Tal vez esta no sea una demostración filosóficamente rigorosa de la existencia de Dios, pero es una realidad que el alma humana no puede negar. Se puede suprimir por ratos y se puede ignorar, pero siempre habrá dentro de ti algo que te impulsa a ver más allá de todo lo que te rodea y elevarte por encima de lo material hacia realidades que no conoces, pero que sospechas que existen.”

© Grupo de Progreso 11:11.
Faith is just curiosity tinged with hope — Thought Adjuster.

http://1111angels.com