Categoría: Mensajes
Visto: 252

Asheville, NC, EU de A, Marzo 13, 2022.
Desde el Escritorio de Chris Maurus.
Tema: “Experimentando el Contacto Consciente – Parte 12, 1 de 2.”

Queridos Amigos y Trabajadores de la Luz,

Esta serie en curso ampliará y explicará las once facetas identificadas en la parte 3, “La Infraestructura del Contacto Consciente.” Este mensaje echa un vistazo más profundo a la décima faceta:
“10. Visiones – Crear Luz en el Campo (para tu progreso y yo futuros, oportunidades, misión personal, abundancia, familia y amigos, condiciones mundiales, esperanzas, sueños y oraciones por otros.)”

Estamos casi al final de nuestra sesión de Contacto Consciente. Habiendo pasado a través de las anteriores facetas ahora estamos en un lugar donde traemos nuestra cocreatividad a una mayor atención. ¿Cómo hacemos esto? Con visiones.

El lenguaje humano no es el camino más eficiente para comunicarse con la Presencia Interior del Creador. Las palabras se usan en una forma cruda para comunicar sentimientos, los cuales todos sabemos son pobres sustitutos para definir nuestras aspiraciones y emociones. Las palabras son usadas más por nuestras mentes humanas para organizar pensamientos de sentimientos, para traerlos a una forma sólida libre de la cacofonía idealista y dispersa de pensamientos que no se encuentran definidos. Este es por qué usas la palabra hablada durante vuestra sesión de Contacto Consciente, para solidificar tus pensamientos de sentimientos, para concentrarte.

El Ajustador de Pensamiento, sin embargo, hace gran uso de nuestras mentes cuando “vemos con el ojo de la mente.” Nuestra imaginación es el lienzo para pintar nuestra visión en la omnipresencia del Creador – el Campo de Luz – el Campo Unificado – la Matriz Divina. Cuando la convicción es mayor al “ver,” más permanencia sostiene nuestra visión en el Campo de Luz. Una vez enfocamos nuestros pensamientos y tenemos un entendimiento firme de nosotros mismos, podemos proyectar estos sentimientos en una visión en el lienzo del ojo de nuestra mente. Es aquí donde pasamos la batuta a nuestro Ajustador de Pensamiento y “vemos” los resultados manifestados de nuestras esperanzas y sueños.

Esta es la parte más importante del trabajo de vuestro Contacto Consciente, y te incentivo a que apliques este imaginario visual a todos tus pensamientos. Cuando te detengas a concentrarte en tus sentimientos e ideas, obsérvalas en el ojo de tu mente como una imagen, una corta proyección, una película con el final que deseas. Este es el lenguaje del Creador donde el infante y el Padre se unen para cocrear.

Todos nosotros hacemos declaraciones amplias que pueden contener una participación experiencial. Por ejemplo: “Me encantan las manzanas.” Está bien, genial, pero ¿Por qué te encantan? Esta declaración amplia es como una carpeta de archivo que tiene una etiqueta llamada “Me encantan las manzanas.” Lo que está dentro de la carpeta es tu experiencia al comer manzanas y está llena de abundantes datos sensoriales. Examinemos este amor por las manzanas en una visión:

Estoy caminando por un huerto de manzanas. Es un día de otoño; el cielo está nublado y los árboles alrededor se encuentran iluminados con colores brillantes, rojos, amarillos y varios tonos de café. Percibo el aroma de las hojas decadentes en el aire y siento las hojas caídas crujir bajo mis pies a medida que camino. También huelo el vinagre de las manzanas decadentes que han caído al suelo, algunas de ellas que piso y las siento aplastarse bajo mis zapatos. Miro hacia los árboles de manzana para encontrar la manzana perfecta, la que imaginé en mi mente como grande, de color rojo vivo, sin manchas, colgando a mi alcance. Busco entre los árboles y ¡ahí la veo! La alcanzo, jalo la rama hacia a mí. Siento la corteza áspera con mi piel y jalo la manzana hasta que se rompe el tallo de la rama. Escucho el “chasquido” y siento la reacción cinética del tallo separándose de la rama a través de la fuerza que ejercí. Sonrío, la examino en mi mano a medida que la giro para ver si hay un agujero de gusano oculto, pero la encuentro prístina y encantadora, la manzana perfecta ideal que imaginé en el ojo de mi mente. Froto la manzana con mis jeans para brillar su piel roja, luego la llevo a mi nariz y olfateo su dulce aroma familiar. Abro mi boca y llevo la piel a mis dientes sabiendo que debe ser penetrada con algo de presión para romper la pulpa jugosa dulce y amarilla a su interior. Aprieto y la abro con mis dientes y siento el fluir del jugo en mi boca con ese sabor familiar que reconozco de experiencias pasadas. Mastico la carne y extraigo toda la dulzura que contiene la fruta en su interior. Trago la pulpa masticada y la siento bajar por mi esófago y desvanecerse en mi estómago donde se vuelve parte de mí. Siento alegría en este momento, guardo esta memora en la carpeta que he etiquetado “Me encantan las manzanas.”


Puedes ver que tan limitante es el lenguaje humano cuando hacemos declaraciones amplias. Si le dijera a mi Ajustador de Pensamiento, “Me encantan las manzanas,” el Ajustador no se dispone a hacer algo con esa declaración, pero cuando dices “Me encantan las manzanas” y luego das un pequeño paseo en el carril de la memoria y recuerdas toda la experiencia del porqué te encantan las manzanas, la experiencia de no solo comer manzanas, pero toda la experiencia humana de vivir la vida y apreciando la belleza y bondad de ese momento y otros como ese, el AP comparte la experiencia y luego contrapone esos momentos de verdad, belleza y bondad y los mantiene a salvo al interior de tu alma para que puedan volverse una parte permanente de quien eres, tus experiencias que llevaron a una apreciación de la vida en sí.

Me gustaría que volvieras a revisitar todas las anteriores facetas del Contacto Consciente y llevaras estas visiones e imágenes sensoriales a todos los puntos que se habla en esas facetas. Esto es algo que necesitarás practicar, pero que, al hacerlo, tiene una gran recompensa en la experiencia del CC. Pronto serás capaz de recordar la experiencia abundante del CC como algo que hace que la vida valga la pena vivirla, el tener una experiencia con el Creador a través de una relación que te trae alegría, paz, amor y entendimiento. Se vuelve una realidad tan real como comer manzanas, pero tiene un mayor potencial para avanzar tu posición y progreso de tu viaje espiritual, un viaje de vida compartido, una respuesta continua a la pregunta primordial: “¿Quién SOY YO?”

En la segunda parte de esta faceta (la #10), te daré ejemplos de lo que yo “veo” y como me comunico con mi Ajustador de Pensamiento durante mi sesión de Contacto Consciente, para que puedas adaptar tu propia visión al proceso.

Quédate conmigo en el viaje,

Chris Maurus.

Traducido por Oscar Escobar.

© Grupo de Progreso 11:11.
“El darse uno mismo, la iluminación de la verdad, y el alivio del sufrimiento
son los caminos más nobles hacia una mayor consciencia.” – Maestro Ofelius, 2009

http://1111angels.com