Tus Contribuciones en este Mundo

Alabama, EU de A, 16 de Noviembre, 2010.
Maestro Desconocido.
Tema: “Tus Contribuciones en este Mundo”

Recibido por Oscar.

Maestro: “La paz que anhelas está solo a un paso. Solo necesitas volver tu rostro hacia mi y dejar que te lleve de la mano, pero para esto necesitas aprender a confiar. Muchas veces dices que quieres hacer mi voluntad, sin embargo siempre en tu mente vuelves a considerar que lo que tu has planificado, basado en tu limitada visión, lo que crees que es mejor para ti.

“Se que es muy difícil para un mortal observar sus motivaciones y sus deseos y discernir en ellos la mano del Padre que busca actuar a través de ese mortal. A veces consideras tus aspiraciones y te preguntas si son ideas tuyas o si hay alguna motivación divina detrás de esto. ¿Acaso no sabes que el árbol se conoce por sus frutos? ¿Acaso no conoces los atributos de la verdad, la belleza y la bondad?

“Las cosas que vienen del Padre son expresiones de amor incondicional, la clase mas alta de amor que puedas imaginar. Si lo que deseas contribuirá a acercarte mas a tu verdadero ser y ayudará a otros a hacer lo mismo, lo que deseas es la voluntad del Padre. En cambio si lo que deseas simplemente te va a producir un beneficio material personal – una satisfacción para el ego – entonces tal vez debas reconsiderar. Una trampa en la que caen los mortales con frecuencia es desear cosas que beneficiarán a muchos, esperando al mismo tiempo una recompensa personal. Lo primero puede ocurrir, pero lo segundo no es una garantía.

“Cuando los proyectos de los hombres están en armonía con los proyectos de Dios siempre encontrarán el éxito. Una idea, la comprensión de un valor o una buena intención, jamás se pierden y son registradas para siempre en el universo y en la experiencia del Supremo. Tus contribuciones en este mundo bien podrían ser contribuciones para muchos otros mundos en la eternidad. Da sin esperar nada a cambio, tan libremente como has recibido. Vive una vida que ilustre otra manera única de acercarse al Padre y despertar a las realidades del espíritu, para que seas una luz que brille para otros que busquen a Dios hoy aquí y a lo largo y ancho del gran universo, durante en las eras que vendrán”.

© Grupo de Progreso 11:11.
Has encendido una Luz y esa Luz se convertirá
en un Fuego Deslumbrante—ABC-22.